domingo, agosto 12, 2007

APRENDIENDO DEL ESTADO Y LA EMOCIÓN


Lo que la escuela de la vida te enseña



Una vez le pregunte a ella, si estuvieras sola y sin ninguna responsabilidad inmediata, libre con todo el tiempo del mundo, que te gustaría hacer… Ella respondió …..mmm, me iría a ver a mi amiga Margot, y si no la encontraría me quedaría escuchando música en mi casa. Y la siguiente pregunta le dije: Eso te hace feliz, te hace sentir bien. Ella respondió; Sí. Y quisieras tener esa emoción permanente en tu vida replique yo. Claro, inmediatamente respondió sin dudar.
Más calmados y como sorpresa a ella, pude explicarle que hay mucha gente busca a través de algo, como relaciones especiales(amistad, pareja etc), actividades especiales, jugar, bailar, diversión) estados de ánimos nutritivos, pero que solo encuentran emociones pasajeras. O si no veamos como los bares, las discotecas, o sala de diversión se llenan. Pero esas emociones son pasajeras y no son estados de bienestar permanente.
Te imaginas, permanecer con ese estado de placer, plenitud, satisfacción en todo lo que realices en tu vida. Desde que te levantas y hasta que llegas cansado a dormir a tu cama, donde encuentres satisfacción en cada actividad que realices en tu vida. Buscar eso, te llevaría a un estado permanente de crecimiento personal, profesional, familiar y en todos los roles de tu vida.
Dejarse llevar solo por emociones pasajeras, te puede llevar al vicio, vida sin sentido, rutina que mata y aparentar ser feliz para otros, aunque tu estés muriendo poco a poco, por dentro sin que nadie se de cuenta, engañándote a ti mismo y a los demás.

2 comentarios:

lully, reflexiones al desnudo dijo...

Te confieso que estoy cansada de discotecas y sitios pasajeros. Valoro más una cena con una grata compañía y escuchando música en vivo suave, de ir a sitios de naturaleza, de sumergirme en el mar, de compartir en casa con mi familia.
Un abrazo alegre y saludable!

Daniel dijo...

Hola, ¿y cómo podemos aprender a empezar a que habite en nosotros ese estado de ánimo "perpetuo"? ¿Cuáles son los pasos que hay que dar?

Felicidades por el blog, desde Madrid, España